Corrido al General Felipe Ángeles

Francisco Villa y Felipe Angeles
Francisco Villa (izquierda) y Felipe Angeles

No se puede dejar de lado la enorme influencia que tuvo en Francisco Villa el General Felipe Ángeles Ramírez[^1].

Militar de carrera, artillero de la División del Norte, estratega militar y consejero de Villa. Participó en las batallas de Torreón, San Pedro de las Colonias, Paredón y Zacatecas.

Felipe Ángeles era el lado opuesto de la moneda de Rodolfo Fierro, educado, de altos ideales, prefería la vía diplomática a la fuerza en la resolución de los conflictos. Murió fusilado en Chihuahua el 26 de noviembre de 1919.

Con ustedes, este corrido interpretado por Los Alegres de Terán, que tiene ese aire de nostalgia con el que se cantan estos corridos.

Letra del corrido.

En mil novecientos veinte
señores tengan presente
fusilaron en Chihuahua
a un general muy valiente.

De artillero comenzó
su carrera militar
dentro de muy poco tiempo
llegó a ser gran general.

En el cerro de la Mora
le tocó la mala suerte
lo agarraron prisionero
lo sentenciaron a muerte.

Ángeles mandó un mensaje
al Congreso de la Unión
si yo he de ser fusilado
me encuentro en disposición.

El gobierno americano
y la viuda de Madero
pedían perdón y clemencia
al valiente prisionero.

Ángeles era muy hombre
valiente era sin segundo
casi se podía decir
que ya no había otro en el mundo.

Apúntenle al corazón
no me demuestren tristeza
que a los hombres como yo
no se les da en la cabeza.

Otra versión

Curiosamente me encontré otra versión[^2] de este mismo corrido, más completa y rebuscada. Suele pasar que con el tiempo aparezcan versiones simplificadas, más producto de una adaptación al trasmitirse oralmente mas que por otra causa, pero generalmente mantienen su esencia y cumplen con el cometido de recordar a las personas.

En mil novecientos veinte, señores, tengan presente
fusilaron en Chihuahua un general muy valiente.

En la estación de “La Aurora”, el valiente general
con veinte hombres que traía se les paraba formal.

Allí perdió diez dragones de los veinte que traía
y con el resto se fue por toda la serranía.

La avanzada fue aprendida por el viejo Sandoval
y de allí fue conducida donde estaba el general.

En el cerro de “La Mora” le toco la mala suerte,
lo tomaron prisionero, lo sentenciaron a muerte.

Ángeles mandó un escrito al Congreso de la Unión,
a ver si de la Alta Cámara alcanzaba salvación.

Pero no le permitieron por ser un reo militar,
y dijo a sus compañeros: – Ya me van a fusilar.

Cantaba La golondrina cuando estaba prisionero,
se acordaba de sus tiempos, de cuando él era artillero.

De artillero comenzó su carrera militar,
dentro de poquito tiempo, llegó a ser un general.

El reloj marca sus horas, se llega la ejecución:
Preparen muy bien sus armas y tírenme al corazón.

“Yo no soy de los cobardes que le temen a la muerte,
la muerte no mata a nadie, la matadora es la suerte.”

“Yo no soy de los cobardes que manifiestan tristeza,
a los hombres como yo no se les da en la cabeza.”

Ya con ésta me despido por las hojas de un nogal,
fusilaron en Chihuahua un valiente general.

Referencias.

6 thoughts on “Corrido al General Felipe Ángeles

  1. toda la gente tiene la idea que la división del norte llego a ser grande porque estaba comandada por el gral. Villa, sin embargo el que puso diciplina y verdadera táctica militar fue precisamente el gral. Ángeles del es enorme mi admiracion por el…saludos desde Gomez Palacio Durango, cuna de la revolución mexicana

    • Lamento contradecirte mi estimado Eduardo,

      El general Ángeles si que se volvió una parte importante de la división del norte, pero llegó a ella porque necesitaban a un artillero capaz de operar los cañones que les quitaban a los federales.

      Eso si, será parte del circulo de hombres más cercanos a Villa y tendrá una enorme influencia sobre él porque es un militar de carrera bien entrenado y educado. Su apoyo de artillería será de enorme ayuda en varias batallas. Es más, me atrevería a decir que el que le trajo cierta disciplina y estructura a la División del Norte fue Juan N. Medina y de él poco se habla.

      Saludos 🙂

Leave a Reply

%d bloggers like this: