Álvaro Obregón y Felipe Ángeles ¿Pelearon en el mismo bando?

Centenario de la Revolución Mexicana - Portada

Recientemente me topé con el libro Centenario de la Revolución Mexicana de Renward García Medrano publicado por el gobierno del Estado de Coahuila y le dí una breve ojeada.

Centenario de la Revolución Mexicana - Portada
Centenario de la Revolución Mexicana – Portada

No me gustan mucho estos libros porque tienden a resaltar, y es perfectamente comprensible, a los personajes ilustres del estado como Venustiano Carranza que nació en Cuatro Ciénegas o Francisco I. Madero oriundo de Parras de la Fuente.

Por lo tanto dejan un poco de lado a la figura de Francisco Villa, aunque supongo que si el gobierno del estado de Durango publicara un libro similar probablemente Doroteo Arango sería el protagonista principal y los demás personajes los secundarios de la historia.

¿Un error?

Siempre que veo un libro con tema de la Revolución busco lo relacionado con Francisco Villa y no me fue difícil encontrarlo. En el mismo índice viene un capítulo dedicado al Centauro del Norte.

Sin embargo, en la página 82 encontré un párrafo que me provocó una gran extrañeza que dice:

Centenario de la Revolución Mexicana Pág 82

“El arrojo sin límites de Villa y sus hombres fue el factor más importante de sus victorias en batallas que parecían perdidas, pero con el tiempo se convirtió en su punto más débil, quizá en una de las principales causas de sus derrotas a manos de Álvaro Obregón y de la extinción final de su ejército. Obregón, asesorado por militares de gran talento como Felipe Ángeles, tecnificó en poco tiempo sus tácticas y estrategias, por ejemplo el recurso de las trincheras de alambre de púas que obstruían el paso y ponían en la indefensión a los más arrojados Dorados de Francisco Villa.”

Deje usted de lado el sarcasmo probablemente involuntario de decir “a manos” considerando que Álvaro Obregón fue conocido como “el manco de Celaya” precisamente por perder un brazo en una batalla cercana a esa ciudad contra las fuerzas Villistas.

Lo que me llama particularmente la atención fue el hecho de sugerir que en algún momento Obregón fuera asesorado por Felipe Ángeles como si estuvieran combatiendo en el mismo lado y según mi entender esto nunca ocurrió.

En el transcurso de la Revolución eran moneda corriente las traiciones, un día combatías con ellos, al otro contra ellos, incluso el mismo Villa peleo bajo las órdenes de Victoriano Huerta cuando el objetivo era quitar del poder al General Porfirio Díaz.

Pero este no es el caso, probablemente se trata de un error, pero es uno muy evidente, sobre todo porque hablamos de uno de los hombres más allegados a Francisco Villa. A lo mejor el autor se refiere a otro general o a otro personaje, pero eso no lo se a ciencia cierta.

También se puede dar el caso de que este equivocado, después de todo mis conocimientos acerca de la Revolución Mexicana llegan a un nivel de aficionado.

¿Usted que opina? estamos delante de un error presente en un libro que edita el gobierno? no sería la primera vez que esto sucede.

La trágica muerte de Francisco Villa

20 de Julio de 1923

La fecha, 20 de julio de 1923, el lugar, la ciudad de Hidalgo de Parral Chihuahua, los hechos, mientras se dirigía a una reunión manejando en su automóvil Dodge fue emboscado y asesinado a balazos el General Francisco Villa.

La noticia de la muerte del Centauro del norte corrió como reguero de pólvora.

El siglo de Torreón publicó en su nota de prensa diría lo siguiente:

“Al pasar Villa por la calle de Gabino Barreda de esta ciudad (Parral) tripulando un automóvil Dodge, que él mismo manejaba y acompañado de cinco personas más, fue atacado del interior de una casa, disparándose sobre él una descarga cerrada de fusilería dejando la agresión repentina e impidiendo todo intento de defensa por parte de los asaltados, Villa quedó muerto en su automóvil recibiendo cinco balazos, tres hombres de la escolta terminaron también muertos y dos heridos”.

Terminar con la amenaza de Villa

Él se había retirado a la vida privada en la hacienda de Canutillo y se dedicaba a las labores del campo. Pero seguía siendo un peligro latente para los intereses de los que en ese tiempo ostentaban el poder. Antes de su muerte concedió entrevistas a periodistas norteamericanos, declaró que de ser necesario se volvería a levantar en armas y esto preocupó a un antiguo enemigo de Villa, Álvaro Obregón y a Plutarco Elías Calles que extraoficialmente fueron los conspiradores de su muerte.

La historia oficial señala como autor intelectual a un diputado de la legislatura estatal del gobierno de Durango de nombre Jesús Salas Barraza y un tal Melitón Lozoya, pero al parecer esto fue una cortina de humo para ocultar a los verdaderos responsables y calmar al pueblo.

Se monta un velatorio improvisado en un hotel Hidalgo en la que los curiosos pudieron constatar que realmente Villa estaba muerto, varias fotografías crudas atestiguan el hecho y es que habían sido tantas las veces en las que el rumor de la muerte de Francisco Villa que era difícil creerlo y aceptarlo por la gente.

En el lugar donde fue asesinado ahora está el museo Francisco Villa, tuve algunos problemas para localizarlo en Google maps ya que su ubicación estaba mal colocada.

Ver mapa más grande

Si la revolución comenzó con Villa al lado de Francisco I. Madero, con la muerte del general se marca el final de una era de lucha en la historia de México.

Para saber más.