Corrido al General Felipe Ángeles

Francisco Villa y Felipe Angeles
Francisco Villa (izquierda) y Felipe Angeles

No se puede dejar de lado la enorme influencia que tuvo en Francisco Villa el General Felipe Ángeles Ramírez[^1].

Militar de carrera, artillero de la División del Norte, estratega militar y consejero de Villa. Participó en las batallas de Torreón, San Pedro de las Colonias, Paredón y Zacatecas.

Felipe Ángeles era el lado opuesto de la moneda de Rodolfo Fierro, educado, de altos ideales, prefería la vía diplomática a la fuerza en la resolución de los conflictos. Murió fusilado en Chihuahua el 26 de noviembre de 1919.

Letra del corrido.

En mil novecientos veinte
señores tengan presente
fusilaron en Chihuahua
a un general muy valiente.

De artillero comenzó
su carrera militar
En poco tiempo llegó
a ser un gran general.

En la estación de la Mora
le tocó la mala suerte
lo agarraron prisionero
lo sentenciaron a muerte.

Ángeles era muy hombre
Tenía un valor verdadero
mejor deseaba la muerte
que encontrarse prisionero

El gobierno americano
y la viuda de Madero
pedían perdón y clemencia
al valiente prisionero.

Ángeles mandó un escrito
al Congreso de la Unión
Si he de ser yo fusilado
me encuentro en disposición.

Ya el reloj marca la hora
que llega la ejecución
preparen muy bien sus armas
y apuntenme al corazón.

Apúntenle al corazón
no me demuestren tristeza
que a los hombres como yo
no se les da en la cabeza.

Ya con esta me despido,
Quedó en la historia grabado,
Y así terminó la vida,
de un general afamado.

Con ustedes, este corrido interpretado por Los Alegres de Terán, que tiene ese aire de nostalgia con el que se cantan estos corridos.

La versión de los Alegres de Terán.

Otra versión

Curiosamente me encontré otra versión[^2] de este mismo corrido, más completa y rebuscada. Suele pasar que con el tiempo aparezcan versiones simplificadas, más producto de una adaptación al trasmitirse oralmente mas que por otra causa, pero generalmente mantienen su esencia y cumplen con el cometido de recordar a las personas.

En mil novecientos veinte, señores, tengan presente
fusilaron en Chihuahua un general muy valiente.

En la estación de “La Aurora”, el valiente general
con veinte hombres que traía se les paraba formal.

Allí perdió diez dragones de los veinte que traía
y con el resto se fue por toda la serranía.

La avanzada fue aprendida por el viejo Sandoval
y de allí fue conducida donde estaba el general.

En el cerro de “La Mora” le toco la mala suerte,
lo tomaron prisionero, lo sentenciaron a muerte.

Ángeles mandó un escrito al Congreso de la Unión,
a ver si de la Alta Cámara alcanzaba salvación.

Pero no le permitieron por ser un reo militar,
y dijo a sus compañeros: – Ya me van a fusilar.

Cantaba La golondrina cuando estaba prisionero,
se acordaba de sus tiempos, de cuando él era artillero.

De artillero comenzó su carrera militar,
dentro de poquito tiempo, llegó a ser un general.

El reloj marca sus horas, se llega la ejecución:
Preparen muy bien sus armas y tírenme al corazón.

“Yo no soy de los cobardes que le temen a la muerte,
la muerte no mata a nadie, la matadora es la suerte.”

“Yo no soy de los cobardes que manifiestan tristeza,
a los hombres como yo no se les da en la cabeza.”

Ya con ésta me despido por las hojas de un nogal,
fusilaron en Chihuahua un valiente general.

Referencias.

Álvaro Obregón y Felipe Ángeles ¿Pelearon en el mismo bando?

Centenario de la Revolución Mexicana - Portada

Recientemente me topé con el libro Centenario de la Revolución Mexicana de Renward García Medrano publicado por el gobierno del Estado de Coahuila y le dí una breve ojeada.

Centenario de la Revolución Mexicana - Portada
Centenario de la Revolución Mexicana – Portada

No me gustan mucho estos libros porque tienden a resaltar, y es perfectamente comprensible, a los personajes ilustres del estado como Venustiano Carranza que nació en Cuatro Ciénegas o Francisco I. Madero oriundo de Parras de la Fuente.

Por lo tanto dejan un poco de lado a la figura de Francisco Villa, aunque supongo que si el gobierno del estado de Durango publicara un libro similar probablemente Doroteo Arango sería el protagonista principal y los demás personajes los secundarios de la historia.

¿Un error?

Siempre que veo un libro con tema de la Revolución busco lo relacionado con Francisco Villa y no me fue difícil encontrarlo. En el mismo índice viene un capítulo dedicado al Centauro del Norte.

Sin embargo, en la página 82 encontré un párrafo que me provocó una gran extrañeza que dice:

Centenario de la Revolución Mexicana Pág 82

“El arrojo sin límites de Villa y sus hombres fue el factor más importante de sus victorias en batallas que parecían perdidas, pero con el tiempo se convirtió en su punto más débil, quizá en una de las principales causas de sus derrotas a manos de Álvaro Obregón y de la extinción final de su ejército. Obregón, asesorado por militares de gran talento como Felipe Ángeles, tecnificó en poco tiempo sus tácticas y estrategias, por ejemplo el recurso de las trincheras de alambre de púas que obstruían el paso y ponían en la indefensión a los más arrojados Dorados de Francisco Villa.”

Deje usted de lado el sarcasmo probablemente involuntario de decir “a manos” considerando que Álvaro Obregón fue conocido como “el manco de Celaya” precisamente por perder un brazo en una batalla cercana a esa ciudad contra las fuerzas Villistas.

Lo que me llama particularmente la atención fue el hecho de sugerir que en algún momento Obregón fuera asesorado por Felipe Ángeles como si estuvieran combatiendo en el mismo lado y según mi entender esto nunca ocurrió.

En el transcurso de la Revolución eran moneda corriente las traiciones, un día combatías con ellos, al otro contra ellos, incluso el mismo Villa peleo bajo las órdenes de Victoriano Huerta cuando el objetivo era quitar del poder al General Porfirio Díaz.

Pero este no es el caso, probablemente se trata de un error, pero es uno muy evidente, sobre todo porque hablamos de uno de los hombres más allegados a Francisco Villa. A lo mejor el autor se refiere a otro general o a otro personaje, pero eso no lo se a ciencia cierta.

También se puede dar el caso de que este equivocado, después de todo mis conocimientos acerca de la Revolución Mexicana llegan a un nivel de aficionado.

¿Usted que opina? estamos delante de un error presente en un libro que edita el gobierno? no sería la primera vez que esto sucede.