La persecución de Villa

Este corrido habla sobre la expedición punitiva que hizo el ejército de los Estados Unidos en represalia de los hechos ocurridos en Columbus (Nuevo México) “El 9 de marzo de 1916, Columbus fue atacada por el revolucionario mexicano Francisco Villa”).

Siempre que escucho este corrido me llama a atención la frase en la que dice que Venustiano Carranza les da permiso para entrar a México y es que en aquellos días Villa y Carranza no se podían ver ni en pintura. Más bien le era conveniente a los intereses de Carranza que lo mataran.

Hay varias versiones de este corrido, pero mi favorito es este interpretado por el gran Ignacio López Tarso que en vez de cantado es más bien declamado a forma de poema épico.

Espero que lo disfruten.

Letra

Patria México, febrero veintitrés, dejó Carranza pasar americano, dos mil soldados, doscientos aeroplanos, buscando a Villa, queriéndolo matar.

Después Carranza les dijo afanoso: si son valientes y lo quieren combatir, concedido, les doy el permiso, para que así se enseñen a morir.

Comenzaron a echar expediciones, los aeroplanos comenzaron a volar, por distintas y varias direcciones, buscando a Villa, queriéndolo matar.

Los soldados que vinieron desde Texas a Pancho Villa no podían encontrar, muy fastidiados de ocho horas de camino, los pobrecitos se querían regresar.

Los de a caballo ya no se podían sentar, más los de a pié no podían caminar; entonces Villa les pasa en su aeroplano y desde arriba les dijo: Gud bay.

Cuando supieron que Villa ya era muerto, todos gritaban henchidos de furor: ahora sí, queridos compañeros, vamos a Texas cubiertos con honor.

Mas no sabían que Villa estaba vivo y que con él nunca iban a poder; si querían hacer una visita hasta la sierra lo podían ir a ver.

Comenzaron a lanzar sus aeroplanos, entonces Villa, un buen plan les estudió: se vistió de soldado americano y a sus tropas también las transformó.

Mas cuando vieron los gringos las banderas con muchas barras que Villa les pintó, se bajaron con todo y aeroplanos y Pancho Villa prisioneros los tomó.

Toda la gente de Chihuahua y Ciudad Juárez muy asombrada y asustada se quedó, sólo de ver tanto gringo y carrancista que Pancho Villa sin orejas los dejó.

Que pensarían los “bolillos” tan patones que con cañones nos iban a asustar; si ellos tienen aviones de a montones aquí tenemos lo mero principal.

Todos los gringos pensaban en su alteza que combatir era un baile de carquís, y con su cara llena de vergüenza se regresaron en bolón a su país.

2 thoughts on “La persecución de Villa”

  1. Artículos relacionados (algunos patrocinados):

  2. Corrido “La persecución de Villa. Falta en su letra, una estrofa final que dice :”solo les pido mis fieles compañeros, que se estén firmes al pie de su cañón, que se dispare la última metralla, en defensa de nuestra gran nación.” ¡Viva México !

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: