Ex Hacienda La Loma, cuna de la División del Norte.

ex hacienda la loma

Era un domingo de diciembre, en la carretera se podían ver letreros indicando la cercanía de un sitio turístico Hacienda la Loma , no era una visita planeada al lugar, pero si ya estábamos cerca sería un crimen no visitar la cuna de la División del Norte.

Al llegar se siente una atmósfera rara, como si el tiempo se hubiera detenido. La pequeña capilla anexa a la Hacienda indica que tuvo actividad reciente, pero el resto es una mezcla de un viaje al pasado con visos de actualidad.

Hay pocas personas a la vista, unos niños a los que los acompaña un perro. Una camioneta que pasa por el camino de terracería levanta polvo a su paso, un silencio a momentos incómodo. Un lugar testigo de glorias pasadas. Una pequeña plazoleta da refugio del sol a los visitantes.

La hacienda esta bien cuidada pintada de blanco, pero a un lado, hay un muro testigo de lo que puede hacer el sol y la lluvia en una pared de adobe, que a pesar del tiempo, sigue en pie.

Historia.

La Hacienda de la Santísima Trinidad de la Labor de España, mejor conocida por su ubicación como Hacienda La Loma fue construida en varias etapas siendo la más antigua de 1821. Su cercanía con el río Nazas favorecía el cultivo del algodón y la ganadería.

Dos hechos históricos son relevantes del lugar. Durante la Revolución Francesa hospedó al presidente Benito Juárez.

En el lugar hay un busto de Benito Juárez , en la parte inferior se puede leer su famosa frase: Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.

Llaman la atención los símbolos masónicos de la escuadra y el compás. No hay que olvidar que Benito Juárez era francmasón.

El origen de la División del Norte.

El 29 de septiembre de 1913 se organizó la División de Norte comandada por el General Francisco Villa.

El libro Memorias de Pancho Villa de Martín Luis Guzmán narra estos hechos.

En la haciendo llamada de la Loma, que está del lado derecho del río, frente a la Goma, se tomaron los dispositivos para el ataque; pero antes de aquello consideré la conveniencia de una junta de los principales jefes de todas las fuerzas nuestras que entrarían en batalla.

El ataque que menciona es probablemente la primer toma de Torreón en octubre de ese mismo año. No confundir con la segunda toma que ocurrió en abril de 1914 que es la más famosa.

Otros hablaron después de oírme. Pero como ninguno dijera palabras de franqueza, ni de conocimiento. Juan N. Medina se levantó y expuso las razones que él veía para organizar en división todas aquellas fuerzas y para que a mi me escogieran por general en jefe. El resultado fue que todos mostraron entonces el mismo parecer, y que desde ese momento yo, Pancho Villa, quedé nombrado jefe de la División del Norte, que se constituyó de aquel modo.

Ubicación.

Llegar a la Hacienda La Loma no es difícil. Saliendo de Torreón, vaya rumbo la carretera libre a Durango, pasando por la caseta de León Guzmán, luego La Goma y los Puentes Cuates hasta un entronque, donde se da vuelta a la izquierda, no se preocupe, hay letreros en el camino que le darán indicaciones.

Horario.

Lamentablemente cuando fui estaba cerrado. Pero que no le pase lo mismo, el horario está en la puerta y es el siguiente:

  • De martes a sábado abierto de 10 a.m. a 5 p.m.
  • domingos abierto de 10 a.m. a 3 p.m.
  • Los Lunes permanece cerrado.

Aproveche para salir de la ciudad, dar un paseo, visitar el museo y conocer un poco más de la historia de la región.

Cartucho de Nellie Campobello.

Portada del libro Cartucho de Nellie Campobello.

Hay libros que buscas y otros que te encuentran, esto último pasó con Cartucho de Nellie Campobello.

De pura casualidad vi un video de Paco Ignacio Taibo II, un autor referente del Villismo y su propuesta Brigada para leer en libertad.

La brigada organiza ferias, se venden libros a bajo costo y además ofrecen una colección de libros en formato PDF totalmente gratuitos.

Y ahí estaba, Cartucho de Nellie Campobello que descargué inmediatamente. La edición en formato PDF es impecable, pero imprimir 144 páginas es poco ecológico.

Hice una versión electrónica en formato ePub para facilitar su lectura en dispositivos móviles usando la herramienta de conversión de Calibre. Tiene algunos errores, pero se puede leer.

El libro es tremendamente humilde y sencillo. Si tiene familiares que sean de rancho podrá notar que muchas expresiones no han cambiado mucho al pasar de los años.

Refleja un lado muy humano del revolucionario mexicano. En él se cuenta lo que ocurre en las casas de las personas que están peleando, los que se quedaron, los que llegan, los que se van, los que mueren. Los odios y los amores de los participantes en las batallas.

Me quedo con este pequeño fragmento del libro:

Dice Severo que aquél hervidero de gente, al oír la voz de su jefe, se paró como un solo hombre, dejando todo abandonado, sin probar bocado; que corrieron derechos a sus caballos, y que en un abrir y cerrar de ojos ya nada más habían dejado la polvareda.

— Los villistas eran un solo hombre, la voz de Villa.

La lectura es un ejercicio para la mente que hay que fomentar tanto como la actividad física. En la página de Brigada para leer en libertad hay una excelente colección de libros que valen la pena descargar, leer y compartir.

Por su sencillez considero a Cartucho de Nellie Campobello una lectura juvenil que recomiendo ampliamente. Al ser gratuito no hay excusa alguna para no leer esta joya de la literatura revolucionaria.

Seguir a la brigada.

Vale la pena estar al tanto de la brigada, para estar informado de sus eventos y nuevas publicaciones. 

La Toma de Torreón

Imagen del centro de Torreón 1910

Corre el año de 1914, no será la primera vez ni la última en la que los revolucionarios se disputarán el control de la ciudad de Torreón. La batalla que transcurre entre el 19 de marzo y el 2 de abril será la más recordada.

Por un lado el general huertista José Refugio Velasco defendiendo la plaza de los ataques de la División del Norte comandada por el General Francisco Villa.

Torreón es una ciudad importante que concentra la actividad comercial de la Comarca Lagunera. Es una ciudad muy joven, pequeña si usted gusta en aquellos días, pero muy próspera. El cultivo del algodón y de la uva mueven la economía del lugar.

El ferrocarril comunica al norte con Ciudad Juárez, de mucho interés por los suministros de arma y municiones que provenientes de Estados Unidos.

El ataque comenzó por el norte, un avance que empezó desde la ciudad de Gómez Palacio para ir poco a poco ganando posiciones. Por momentos la batalla se traslada a la ciudad de Lerdo, convirtiéndola en una batalla Lagunera en la que participan las 3 ciudades hermanas.

Toma de Torreón 1914. Archivo gráfico Gerardo Güereca.
Toma de Torreón 1914. Archivo gráfico Gerardo Güereca.

Maclovio Herrera avanzó hacia las fuerzas federales que estaban en el Cerro de la Pila, este cerro es el remate de una pequeña cordillera conocida como Trincheras. En ese mismo lugar existe actualmente un monumento ecuestre algo abandonado de Villa.

El Cerro de la Pila se convierte en un lugar estratégico. El General Felipe Ángeles quiere emplazar en ese lugar la artillería para que fuera más efectiva.

La defensa de la ciudad es encarnizada, las bajas son numerosas en ambos bandos, el sitio se alarga por días y días sin que se defina un vencedor.

En su momento, ambos bandos plantean la posibilidad de una retirada. Son los federales al mando del General Velasco los que huyen a Viesca. Para las 10 de la noche del 2 de abril se confirma la victoria de las fuerzas villistas.

Toma de las Ciudades de Lerdo y Gómez Palacio 1914. Archivo gráfico Gerardo Güereca.
Toma de las Ciudades de Lerdo y Gómez Palacio 1914. Archivo gráfico Gerardo Güereca.

Un detalle curioso, las historias sobre las batallas que se libraron en la ciudad de Torreón parecen mezclarse y confundirse en una sola. De esa forma tenemos datos de batallas anteriores que se dicen ocurrieron en la batalla del 2 de abril y viceversa.

Por estas fechas se organizan diversas actividades culturales que conmemoran la Toma de Torreón.

El escritor Paco Ignacio Taibo II hace una narración muy a su estilo de la batalla.

Corrido La Toma de Torreón (letra).

Existe un corrido sobre la toma de Torreón, con ese estilo tan melancólico y peculiar que son característicos de los corridos revolucionarios.

En Casas Grandes naciste
tu, José Inés Salazar,
Y con el tiempo ascendiste
a ser un gran general.

En Chihuahua te paseaste
de levita y etiqueta,
te fuiste pa’ Sinaloa
y allí volteaste chaqueta.

Tomas Urbina decía
al general Argumedo,
Pa’ mi el amigo más fiel
es mi caballo Lucero.

Pancho Villa les decía
cuando estaban en reunión
Mañana por la mañana
tomaremos a Torreón.

Aliniense, generales,
con toda la artillería
y también los oficiales
de a caballo, infantería.

Ensillen el Siete Leguas
para partir a Torreón,
no le hace que sean muy diablos,
tomaremos posesión.

Decía el teniente Pizarra,
A Villa yo lo conozco,
anda con un compañero
de la familia de Orozco.

Cuando Villa entró a Torreón
les dio una fiera batalla,
y con su fieles dorados
echo a correr a Pizarra.

Ya con esta me despido,
al rugido de un cañón,
así fueron los sucesos
de la toma de Torreón.